¿Qué es la acreditación?

Como respuesta a las crecientes exigencias de garantías requeridas por el mercado, tanto a nivel de la industria como del consumidor final, en muchos sectores de actividad se han puesto en marcha sistemas de evaluación de la conformidad de carácter voluntario, con objeto de evidenciar un nivel de competencia técnica, así como garantizar la competencia en condiciones de igualdad, y que incorporan la acreditación como una necesidad.

Los organismos de evaluación de la conformidad (OEC: Laboratorios de ensayos, calibración, unidades de inspección y organismos de certificación) son los encargados de evaluar y realizar una declaración objetiva de que los servicios y productos cumplen unos requisitos específicos, ya sean del sector reglamentario o del voluntario. Los organismos de acreditación son los encargados de comprobar, mediante evaluaciones independientes e imparciales, la competencia de los OEC, con objeto de dar confianza al comprador y a la administración, contribuyendo, a su vez, a facilitar el comercio tanto nacional como internacional.

Los organismos de acreditación, como el Ente Costarricense de Acreditación (ECA), desempeñan su tarea conforme a los mismos criterios internacionales, utilizando métodos de evaluación equivalentes y transparentes.

La acreditación, por tanto, garantiza que los OEC de distintos países desempeñan su tarea de manera equivalente, generando la adecuada confianza que posibilita la aceptación mutua de resultados. Además la acreditación confirma la competencia técnica de un OEC y garantiza la confiabilidad de sus resultados.

Solamente la acreditación aporta confianza en la competencia técnica de los OEC como en su capacidad de proporcionar un servicio adecuado a las necesidades de sus clientes, al considerar tanto requisitos de competencia técnica como que el organismo disponga de un sistema de gestión de calidad.

Con independencia de que un producto pertenezca o no al sector reglamentario, un requisito previo para la igualdad de condiciones en el comercio es que cualquier producto o servicio, aceptado formalmente en un país, pueda -a igualdad de requisitos- circular libremente en otros países sin necesidad de verse sometido nuevamente a ensayos, inspecciones o certificaciones.